Buenas prácticas de manejo del ganado previo a la faena y su incidencia en la cadena de la carne

Tradicionalmente, en nuestro país, la hacienda destinada a faena era apartada en el campo, subida a un camión y transportada hasta el frigorífico. Estos pasos constituían toda la operatoria, muy sencilla, sin otra documentación que su correspondiente guía....

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Alvarez, Alexis
Formato: Tesis
Lenguaje:Español
Publicado: Universidad de Belgrano. Facultad de Ciencias Agrarias 2011
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.ub.edu.ar/handle/123456789/64
Aporte de:Repositorio Institucional - Universidad de Belgrano (UB) de Universidad de Belgrano Ver origen
Descripción
Sumario:Tradicionalmente, en nuestro país, la hacienda destinada a faena era apartada en el campo, subida a un camión y transportada hasta el frigorífico. Estos pasos constituían toda la operatoria, muy sencilla, sin otra documentación que su correspondiente guía. Hoy, las cosas cambiaron. La producción de bovinos para exportación debe adecuarse continuamente a las transformaciones culturales y económicas de los países desarrollados a los que vendemos nuestro producto. En este sentido, la intensificación de la producción ganadera ocurrida en las últimas décadas, la irrupción de enfermedades como la Escherichia Coli (E.coli) y la Encefalopatía Espongiforme Bovina (BSE) e, incluso, la forma en que se aniquiló la hacienda ante un brote de aftosa en Gran Bretaña, llevaron a la pérdida de confianza de los consumidores del mundo desarrollado en los alimentos que ofrecen sus góndolas. La necesidad de brindar mayores garantías de inocuidad marcó un punto de inflexión en el comercio mundial de carnes: los controles a las importaciones se están convirtiendo en sofisticadas exigencias para los países exportadores, que inciden en los distintos eslabones de sus cadenas cárnicas. Como resultado surge la necesidad de buscar prácticas de manejo que permitan asegurar el bienestar de la hacienda a campo, durante la carga, el transporte y la faena humanitaria, cumpliendo con todos los requisitos de identificación y trazabilidad del ganando.