Parque de la memoria. Vidrios rotos

El riesgo que se corre en la descripción de un País, independientemente del grado de cultura general, histórica o geográfica de cada uno, y a mayor razón en resumirlo en pocas líneas, es elegir la calle en bajada. Estereotipos universalmente reconocidos, preferiblemente en orden aleatorio, pasando...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Giordana, Paolo
Formato: Tesis
Lenguaje:Español
Publicado: Universidad de Belgrano - Facultad de Arquitectura y Urbanismo - Arquitectura 2015
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.ub.edu.ar/handle/123456789/5198
Aporte de:Repositorio Institucional - Universidad de Belgrano (UB) de Universidad de Belgrano Ver origen
Descripción
Sumario:El riesgo que se corre en la descripción de un País, independientemente del grado de cultura general, histórica o geográfica de cada uno, y a mayor razón en resumirlo en pocas líneas, es elegir la calle en bajada. Estereotipos universalmente reconocidos, preferiblemente en orden aleatorio, pasando a lo mejor desde los pingüinos patagónicos a un Diego Maradona que gambetea sobre las notas melancólicas de una milonga, todo condimentado con un par de citas a efecto y con las descripciones de algún particular casi desconocido, para dar la impresión de haberme entendido la esencia. Tal vez, por cuanto personalmente no lo crea, para algunas ciudades o países la operación es posible, y el resultado no se alejará excesivamente de la verdad; Buenos Aires y la Argentina entera no entran en la categoría. Es hija de aquella Europa que, en los primeros años del siglo breve, obligaba a amplios sectores de su población a emigrar por ultramar llevando consigo, además de sus valijas acartonadas, centenares de experiencias y lenguajes, culturas y tradiciones los mismos que hoy, centrifugados por un siglo de dictaduras y populismos, democracias autoritarias y de autocracia más o menos benévolas, se volvieron en su espina dorsal.