Creatividad

Ante todo, le damos la bienvenida como futuro Profesional de la Carrera Diseño de Interiores. Hemos organizado el Programa de esta asignatura en cuatro unidades. Su estudio le permitirá llegar a una aproximación de lo que se entiende por Creatividad en el Diseño de Interiores y, simultáneamen...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Miller, Otto Carlos
Formato: Working Paper
Lenguaje:Español
Publicado: Universidad de Belgrano - Fascículos - Curso de Ingreso 2014
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.ub.edu.ar/handle/123456789/3630
Aporte de:Repositorio Institucional - Universidad de Belgrano (UB) de Universidad de Belgrano Ver origen
Descripción
Sumario:Ante todo, le damos la bienvenida como futuro Profesional de la Carrera Diseño de Interiores. Hemos organizado el Programa de esta asignatura en cuatro unidades. Su estudio le permitirá llegar a una aproximación de lo que se entiende por Creatividad en el Diseño de Interiores y, simultáneamente, para qué sirve. Aclaremos, en primer lugar, que el Diseño de Interiores y especialmente la Creatividad, que es uno -y no el único- componente de la actividad profesional, está contaminada por mitos y fantasías a veces fuente de futuras frustraciones. Suele comentarse, erróneamente, que el Diseñador de Interiores es un ser soñador, extravagante, excéntrico, bohemio y hasta loco. Indudablemente que los hay como en todas las profesiones; si bien esa característica no es excluyente, no sólo no es condición necesaria, sino que ese perfil sin otros conocimientos y una sólida formación en áreas específicas de la profesión, conduce al fracaso y a una triste frustración. Reiteramos que no existen trabas para ser Diseñador de Interiores. Pero no nos confundamos, excéntricos, soñadores y extravagantes hay muchos, pero eso no significa que sean o no sean creativos.