Introducción a la macroeconomía

El presente texto, es producto de más de treinta años de experiencia docente, como así también de largas jornadas de discusión y de un enfoque global de la economía. Siempre me he preguntado, ¿qué necesitan los estudiantes de macroeconomía?, ¿qué puedo aportar para que su estudio sea más eficaz?...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Di Ciano, Marcelo
Formato: Working Paper
Lenguaje:Español
Publicado: Universidad de Belgrano - Fascículos - Carrera de Licenciatura en Economía 2014
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.ub.edu.ar/handle/123456789/3553
Aporte de:Repositorio Institucional - Universidad de Belgrano (UB) de Universidad de Belgrano Ver origen
Descripción
Sumario:El presente texto, es producto de más de treinta años de experiencia docente, como así también de largas jornadas de discusión y de un enfoque global de la economía. Siempre me he preguntado, ¿qué necesitan los estudiantes de macroeconomía?, ¿qué puedo aportar para que su estudio sea más eficaz?, y por supuesto sus respuestas no son simples. Para hablar de macroeconomía es preciso, precisar los términos, ya que a menudo se llama de esa manera a dos realidades muy diferentes. Si a los estudiantes se les formula la pregunta acerca de su contenido, es común que influenciados por la sociedad moderna, se relacione a la macroeconomía con el comercio y la administración. Pero no es tan así, porque la macroeconomía se ocupa del funcionamiento de la economía en su conjunto, y nace en forma moderna en 1935 con John Maynard Keynes, con la publicación de su libro: Teoría General de la ocupación, el interés y el dinero. Recordemos que en esa época fue la famosa crisis llamada la Gran Depresión, que afectó principalmente a Estados Unidos e Inglaterra. Pero resumiendo, la macroeconomía estudia: el nivel general de precios, el empleo y desempleo, etc. Cuando menos moderna sea la sociedad que se analice, cuanto más simple y primitiva, más la macroeconomía se identifica como la actividad de producir y menos de administrar y comerciar, por la sencilla razón que en su simplicidad, estas sociedades carecen de importantes sistemas administrativos y de mayores intercambios comerciales. Convengamos que el origen de la palabra economía viene del griego clásico: oikos: significa casa; puesto que las actividades que son imprescindibles para sobrevivir (las economías) se realizaban en el solar familiar(agricultura, ganadería, habilidades artesanales), de allí deriva el nombre.