¿Está la democracia en crisis o existe la necesidad de fortalecer las instituciones democráticas?

Difícil es contestarnos si las democracias en América Latina están en crisis, más prudente sería a mi entender construir un enfoque teórico que describa defectos comunes que afectan la calidad democrática en la Región. A partir de los 80 las salidas democráticas latinoamericanos marcaron un de...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Giaquinta, Horacio
Formato: Artículo
Lenguaje:Español
Publicado: Universidad de Belgrano . Red Latinoamericana de Cooperación Universitaria (RLCU). Centro Latinoamericano de Estudios Avanzados (CLEA) 2013
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.ub.edu.ar/handle/123456789/2049
Aporte de:Repositorio Institucional - Universidad de Belgrano (UB) de Universidad de Belgrano Ver origen
Descripción
Sumario:Difícil es contestarnos si las democracias en América Latina están en crisis, más prudente sería a mi entender construir un enfoque teórico que describa defectos comunes que afectan la calidad democrática en la Región. A partir de los 80 las salidas democráticas latinoamericanos marcaron un desafío nuevo (aspecto general), sujetas a la historia de los diferentes países (aspecto particular), bajo un proceso de consolidación democrática viciado por una falta de fortalecimiento institucional (aspecto común), al cual voy a restringir mi análisis. Hoy los gobiernos deben liderar una adecuada governance1 que también nos lleva a preguntarnos si el grado de participación ciudadana está a la altura de lo deseable o al menos de lo mínimo. Por ello he desagregado otra categoría relacionada con la legitimación de la práctica política tanto de gobernados o gobernantes. Esto me permite introducir un significado en términos de niveles de democratización, categorizando el nivel deseable a los países que han alcanzado un grado de desarrollo de la Seguridad Humana2 proclive de hacer frente a las amenazas inciertas, nivel aceptable a los países que actualmente van en esa dirección, ambos con alto grado de institucionalización, y nivel mínimo aquellos cuyo grado de institucionalización está afectado y no han alcanzado condiciones suficientes que garanticen la Seguridad Humana ante las amenazas mas probables.