Período: del 11 al 17 de junio de 2005

Los medios gráficos esta semana dieron gran cobertura a la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debido por parte de la Corte Suprema de Justicia. Aparentemente, el paso siguiente sería considerar la nulidad de los indultos otorgados por el presidente Menem, los cuales ya han sido decla...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores principales: D'Adamo, Orlando, García Beaudoux, Virginia, Pastore, María
Formato: Artículo
Lenguaje:Alemán
Publicado: Universidad de Belgrano . Centro de Opinión Pública 2012
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.ub.edu.ar/handle/123456789/1294
Aporte de:Repositorio Institucional - Universidad de Belgrano (UB) de Universidad de Belgrano Ver origen
Descripción
Sumario:Los medios gráficos esta semana dieron gran cobertura a la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debido por parte de la Corte Suprema de Justicia. Aparentemente, el paso siguiente sería considerar la nulidad de los indultos otorgados por el presidente Menem, los cuales ya han sido declarados inconstitucionales por la Cámara, por lo cual ahora irán a la Corte. El Gobierno consideró que los indultos por crímenes de lesa humanidad son inconstitucionales, aunque quien debe fallar es la justicia. En otro orden, la lucha gremial por los salarios sigue vigente, lo cual preocupa por un posible aumento de la inflación; así también fueron aumentadas las jubilaciones mínimas a $350, mientras el dólar sigue bajando a pesar de los esfuerzos del Banco Central. También se conocieron otros números alentadores: el riesgo país bajó a 920 puntos, fue récord el ingreso de divisas por la cosecha aunque el crecimiento de un 0,5% del PBI en el trimestre implicaría poco crecimiento y baja inversión. En el ámbito político, se lanzó la candidatura del canciller Bielsa por la Capital, quien competirá contra Elisa Carrió y Mauricio Macri. Por otra parte, Chabán fue liberado hasta el juicio que se le seguirá por la tragedia de Cromañon, provocando graves disturbios por parte de los familiares de los afectados. Finalmente, las denuncias por corrupción al gobierno de Lula cobraron la renuncia de su jefe de gabinete, José Dirceu, en un escándalo que promete seguir dando que hablar.