El próximo gobierno hereda una política económica inconsistente

Luego del fallecimiento de Néstor Kirchner esperamos que el gobierno no cambie su política económica básicamente por dos motivos. El primero, por convicción. Cristina Kirchner viene acompañando y defiendo todas las políticas implementadas desde el año 2003. Es decir, desde mucho tiempo antes de...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Merlo, Mariano G.
Formato: Artículo
Lenguaje:Español
Publicado: Universidad de Belgrano - Centro de Economía y Finanzas Aplicadas 2012
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.ub.edu.ar/handle/123456789/1207
Aporte de:Repositorio Institucional - Universidad de Belgrano (UB) de Universidad de Belgrano Ver origen
Descripción
Sumario:Luego del fallecimiento de Néstor Kirchner esperamos que el gobierno no cambie su política económica básicamente por dos motivos. El primero, por convicción. Cristina Kirchner viene acompañando y defiendo todas las políticas implementadas desde el año 2003. Es decir, desde mucho tiempo antes de que asumiera como presidente. Y luego, porque no tiene incentivos para cambiar, dado que las autoridades saben que cualquier corrección a la política económica al principio generará algunos costos y los beneficios vendrán con el tiempo. Teniendo en cuenta que para las elecciones faltan apenas algunos meses, el gobierno debería enfrentar los costos en plena campaña electoral y los beneficios llegarían recién después de las elecciones. Entonces, por convicción y por incentivos, el gobierno tratará de mantener la misma política económica durante el año entrante.