Mirar, revelar, reunir, expresar

Mirar es ver el sentido. Entiendo, en esta dirección, que mirar es una experiencia espiritual, o puede ser una experiencia espiritual, pues es distinto que la curiosidad que adopta normalmente formas aprehensoras. Al contrario, mirar es un ejercicio de libertad y deja en libertad. El “Dios nos mira”...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Caamaño, José Carlos
Otros Autores: Jornadas Diálogos : Literatura, Estética y Teología (4ª : 2010 : Buenos Aires)
Formato: Documento de conferencia
Lenguaje:Español
Publicado: 2019
Materias:
Acceso en línea:https://repositorio.uca.edu.ar/handle/123456789/3644
Aporte de:Repositorio Institucional de la Universidad Católica Argentina (UCA) de Universidad Católica Argentina Ver origen
Descripción
Sumario:Mirar es ver el sentido. Entiendo, en esta dirección, que mirar es una experiencia espiritual, o puede ser una experiencia espiritual, pues es distinto que la curiosidad que adopta normalmente formas aprehensoras. Al contrario, mirar es un ejercicio de libertad y deja en libertad. El “Dios nos mira” del De Trinitate de Nicolás de Cusa quiere señalar la profundidad de la que es capaz la mirada de amor, que mira sabiendo todo sin obstruir la libertad, engañando o proponiendo evidencias. Así entendidas las cosas, mirar es un aprendizaje que puede ser alcanzado a través de una auténtica ascesis que nos conduzca a recibir en la mirada y no a juzgar. Quien sabe mirar puede descubrir en lo cotidiano la revelación de lo nuevo, saltando la experiencia de tedio, que vuelve la vida monocorde y poco amable. Quien sabe mirar descubre, ante todo, la importancia de reconocerse a sí mismo frente a sí. De allí que quien sabe mirarse sabe mirar...