Mortalidad por COVID-19 y sinergia con enfermedades crónicas coexistentes en la provincia del Neuquén, Argentina, 2020

Las enfermedades crónicas coexistentes (ECC) tienen mayor prevalencia a medida que se avanza en la edad de la población. El término sindemia refiere a problemas de salud sinérgicos que afectan la salud de una población en el contexto de inequidades sociales y económicas persistentes. El objetivo de...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores principales: Manoukian, Daniel Esteban, Elder, Malco Francisco
Formato: Articulo article acceptedVersion
Lenguaje:Español
Publicado: Ministerio de Salud de la Nación 2021
Materias:
Acceso en línea:http://rdi.uncoma.edu.ar/handle/uncomaid/16285
https://ojsrasp.msal.gov.ar/index.php/rasp/article/view/656
Aporte de:Repositorio Institucional UNCo de Universidad Nacional del Comahue Ver origen
Descripción
Sumario:Las enfermedades crónicas coexistentes (ECC) tienen mayor prevalencia a medida que se avanza en la edad de la población. El término sindemia refiere a problemas de salud sinérgicos que afectan la salud de una población en el contexto de inequidades sociales y económicas persistentes. El objetivo de este estudio fue describir la relación entre COVID-19 y ECC con la mortalidad en la provincia del Neuquén y proponer algunas intervenciones para reducir el impacto de la pandemia (sindemia) en esta población. MÉTODOS: Estudio observacional que describe la mortalidad por COVID-19 registrada en la provincia del Neuquén durante el período de marzo a octubre de 2020, según el grupo etario, el sexo, el lugar de residencia y la prevalencia de ECC. RESULTADOS: Se registraron 335 defunciones en el período estudiado (62,7% de hombres y 37,3% de mujeres). El 78,5% de las personas fallecidas tenían 60 y más años y el 68,7% presentaba al menos una comorbilidad, de las cuales las más frecuentes fueron hipertensión arterial (39,2%), diabetes (21,6%) y obesidad (9,8%). DISCUSIÓN: Los casos con formas graves y la tasa de letalidad por COVID-19 aumentan con la edad, y gran parte de las defunciones por COVID-19 se encuentran potenciadas o determinadas por la presencia de las ECC. El riesgo de mayor susceptibilidad se manifiesta en personas que no se mantienen bajo seguimiento clínico y terapéutico con las necesarias adecuaciones según su evolución