Pero que vaya al frente, mujeres en un sector de la seguridad privada

La seguridad privada se ubica en uno de los extremos de la división sexual del trabajo. Nuestro objetivo en esta ponencia será reconstruir el modo en el que las mujeres se insertan en un ámbito típicamente masculino como lo es el Control de admisión y permanencia (CAP). Este último es, en términos f...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Cabandié, Betania Soledad
Formato: Objeto de conferencia
Lenguaje:Español
Publicado: 2018
Materias:
Acceso en línea:http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/81586
http://jornadassociologia.fahce.unlp.edu.ar/x-jornadas/actas/CabandiePONmesa34.pdf
Aporte de:SEDICI (UNLP) de Universidad Nacional de La Plata Ver origen
Descripción
Sumario:La seguridad privada se ubica en uno de los extremos de la división sexual del trabajo. Nuestro objetivo en esta ponencia será reconstruir el modo en el que las mujeres se insertan en un ámbito típicamente masculino como lo es el Control de admisión y permanencia (CAP). Este último es, en términos formales, el ámbito de la seguridad privada que tiene como objeto el control sobre el ingreso, la circulación y el egreso del público en espacios privados de acceso público y masivo, como son los bares, pubs, boliches, recitales pero también centro comerciales, sanatorios, etc. Los trabajadores de esta actividad son comúnmente conocidos como “patovicas” y aunque esta palabra no indica género es utilizada solo para designar a los varones de esta actividad. Desde una aproximación etnográfica, en este trabajo, reconstruiremos la cotidianeidad laboral de las mujeres de esta actividad, las “controladoras”, los “femeninos”, “las patovicas”. Es de nuestro interés conocer sus posiciones en el campo, sus formas de acceso a puestos laborales así como los límites con los que encuentran y finalmente la forma en que el trabajo se inserta en sus vidas extra-laborales.