Desarrollo del conformado de noyos cerámicos mediante ligante orgánico

En la obtención de piezas fundidas los moldes encargados de obtener los orificios se llaman noyos. Tradicionalmente se fabrican ligando arena mediante el uso de alguna resina, la cual se mezcla previamente con la arena y polimeriza mediante el agregado de algún monómero, catalizador o calor. Las ca...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores principales: Nasuti, Mauro, Musmeci, Maximiliano, Pontiroli, Paula, González, Alfredo Carlos
Formato: Objeto de conferencia Resumen
Lenguaje:Español
Publicado: 2019
Materias:
Acceso en línea:http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/75960
Aporte de:SEDICI (UNLP) de Universidad Nacional de La Plata Ver origen
Descripción
Sumario:En la obtención de piezas fundidas los moldes encargados de obtener los orificios se llaman noyos. Tradicionalmente se fabrican ligando arena mediante el uso de alguna resina, la cual se mezcla previamente con la arena y polimeriza mediante el agregado de algún monómero, catalizador o calor. Las características necesarias de un noyo son tener suficiente resistencia para soportar el manipuleo y las fuerzas ejercidas por el metal fundido, tener permeabilidad y poder ser extraído luego de la colada. La noyeria tradicional presenta limitaciones en ciertos casos como lo son, los noyos para cera perdida y los rotores cerrados. En el caso de la cera perdida la limitación es debida a que los moldes de este método de sinterizan con lo que la liga polimérica desaparecería. Para la noyeria de rotores cerrados se observan 3 limitantes, la aparición de sopladuras por la evolución de la resina, el colapso del noyo debido a la degradación de la resina y a la presión metalostatica y la baja terminación superficial obtenida disminuyendo así, la eficiencia de las partes húmedas de la bomba que se desea obtener. Con el fin de superar las limitaciones que presentan los noyos tradicionales en la fabricación de rotores cerrados, surge la propuesta del presente trabajo, la cual consiste en la conformación de noyos cerámicos mediante un ligante orgánico. Obteniendo de esta manera las ventajas de los noyos realizados con resinas y las ligas inorgánicas. La idea central es utilizar resina para dar la forma de la pieza en verde y obtener una liga cerámica luego del sinterizado de la pieza basándose en las experiencias de trabajos anteriores. A su vez la resina tiene la función de generar una red interconectada de poros una vez sinterizado el noyo.