Teoría, praxis y utopía : Notas sobre un dialogo critico entre Habermas, Marcuse y Bloch

En <i>Ciencia y técnica como ideología</i> (1968), Habermas busca responder los planteos de Marcuse en torno a la perversión de la técnica. Para Habermas, Marcuse trata de unificar razón instrumental y razón moral y ética esquivándose de enfrentar un contexto de aplicación que no sea exc...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Rauschenberg, Nicholas D. B.
Formato: Objeto de conferencia
Lenguaje:Español
Publicado: 2016
Materias:
Acceso en línea:http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/60012
http://jornadassociologia.fahce.unlp.edu.ar/ix-jornadas/actas-2016/PONMesa02Rauschenberg.pdf
Aporte de:SEDICI (UNLP) de Universidad Nacional de La Plata Ver origen
Descripción
Sumario:En <i>Ciencia y técnica como ideología</i> (1968), Habermas busca responder los planteos de Marcuse en torno a la perversión de la técnica. Para Habermas, Marcuse trata de unificar razón instrumental y razón moral y ética esquivándose de enfrentar un contexto de aplicación que no sea exclusivamente utópico. Aunque busque enfrentarse la irracionalidad del capitalismo, donde la razón se da en la forma del desarrollo frenético de la producción, del saqueo de la naturaleza, Marcuse tiene en cuenta, según Habermas, una actitud alternativa frente a la naturaleza, de donde no cabe deducir [necesariamente] la idea de una nueva técnica. Por otra parte, Habermas encuentra una aporía en Bloch. Por un lado, Bloch critica los mitos, las religiones y la filosofía como una apariencia, pero por otro, los toma en serio como asomo y prefulguración que son de algo que hay que crear en el futuro. Bloch descubre en la cáscara ideológica, es decir, en la consciencia falsa, el núcleo utópico, el momento de la verdadera consciencia. Así, Bloch encontraría un modo de resolver racionalmente el hecho de que la utopía siga cautiva del mito: el socialismo promete tanto una naturalización del hombre como una humanización de la naturaleza.