El cuerpo como corporación

En un artículo de 1900, el jurista inglés Frederic Maitland retoma la partición de las personas propia del derecho inglés: "Las personas son o bien naturales o bien artificiales. Las únicas personas naturales son los hombres. Las únicas personas artificiales son las corporaciones. Las corporaci...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Garay, Diego
Formato: Objeto de conferencia
Lenguaje:Español
Publicado: 2004
Materias:
Acceso en línea:http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/17554
http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/trab_eventos/ev.94/ev.94.pdf
Aporte de:SEDICI (UNLP) de Universidad Nacional de La Plata Ver origen
Descripción
Sumario:En un artículo de 1900, el jurista inglés Frederic Maitland retoma la partición de las personas propia del derecho inglés: "Las personas son o bien naturales o bien artificiales. Las únicas personas naturales son los hombres. Las únicas personas artificiales son las corporaciones. Las corporaciones son o bien agregadas o bien singulares". En este artículo el autor se interroga sobre la posibilidad de que exista algo así como una corporación singular, una corporación compuesta de un único individuo. Si una corporación es una persona y una persona es un agregado de un cuerpo y una cabeza, ¿cómo es posible que exista una cabeza sin un cuerpo? ¿o un cuerpo sin cabeza? ¿o que cabeza y cuerpo sean indistinguibles?