Plan Fines, intersticios entre la emergencia educativa y la educación popular

Uno de los desafíos para la construcción de la política pública, suele ser su posibilidad de aplicación efectiva en las diferentes características humanas que presente el campo de aplicación de dicha política publica. Estas dificultades aparecen en líneas generales al trasladar imaginarios sociales...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Cuello, Carlos Eduardo
Formato: Objeto de conferencia
Lenguaje:Español
Publicado: 2021
Materias:
Acceso en línea:http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/133691
Aporte de:SEDICI (UNLP) de Universidad Nacional de La Plata Ver origen
Descripción
Sumario:Uno de los desafíos para la construcción de la política pública, suele ser su posibilidad de aplicación efectiva en las diferentes características humanas que presente el campo de aplicación de dicha política publica. Estas dificultades aparecen en líneas generales al trasladar imaginarios sociales pre construido a los campos de aplicación de la política pública. La construcción de categorías como “vulnerabilidad “se encuentran viciadas por prejuicios teóricos de una visión social que no toma en cuenta por ejemplo cuestiones centrales para la definición practica de los sujetos como la identidad. En el campo de la educación esta visión representa un problema para el alcance de las políticas públicas, aun aquellas inspiradas en la voluntad por la igualación de derechos. En el Plan Fines, en sus diferentes etapas, I, II, Fines TS, etc. contiene en su definición y en su estructura pedagógica algunos de estas cuestiones, que dificultaron su aplicación práctica provocando un intersticio entre su intención y su puesta en acto. Por otro lado, el cambio de gestión nacional a partir de 2015, impulso otra visión del plan Fines que desde una estética Neoliberal incluyo nuevas pautas de funcionamiento bajo una declamación de organización que en realidad oculta un modo de exclusión a través de la normativa. Por último, la construcción de quien podemos denominar el “Sujeto Fines “, o sea el beneficiario de la política pública no puede ser construido solo por su contexto, sino que además es necesario acercarse a su percepción de sí mismo como productor de saberes, a su percepción como sujeto social en relación con los demás sujetos y su percepción del Estado como productor del sistema educativo.