Lecciones de realismo para una liebre muerta (sobre la obra de Mario Bellatin)

Partimos de la convicción de que la obra de Mario Bellatin tiene algo que decirnos sobre el estado actual de la literatura, y aventuramos que para ello recoge la herencia de lo que el realismo tiene para decirnos. Primera proposición: La apelación al realismo, o a sus enseñanzas, en la obra de Mari...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Goldchluk, Graciela
Formato: Objeto de conferencia
Lenguaje:Español
Publicado: 2011
Materias:
Acceso en línea:http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/112229
http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/trab_eventos/ev.13717/ev.13717.pdf
Aporte de:SEDICI (UNLP) de Universidad Nacional de La Plata Ver origen
Descripción
Sumario:Partimos de la convicción de que la obra de Mario Bellatin tiene algo que decirnos sobre el estado actual de la literatura, y aventuramos que para ello recoge la herencia de lo que el realismo tiene para decirnos. Primera proposición: La apelación al realismo, o a sus enseñanzas, en la obra de Mario Bellatin, se presenta como una estrategia para disipar malentendidos que frente a la singularidad de un proyecto literario, lo empujan hacia afuera de la literatura para ubicarlo en un terreno artístico que Bellatin explora pero que, como el escritor de <i>Stalker</i>, sólo visita en tanto escritor. Hay en esta afirmación dos cuestiones que nos interesa proponer: por un lado señalamos que no nos referimos al realismo como efecto de representación sino a sus enseñanzas, sus “lecciones”. Por el otro notamos un malentendido por parte de algunos críticos que califican a Bellatin como “artista” en oposición a “escritor” (Pauls 2005). Según esta tendencia, la singularidad de Bellatin resulta tal que no sería pertinente ponerlo en diálogo con la tradición literaria, lo que opera la paradoja del elogio moderno (la singularidad entendida como “originalidad”) que deja al elogiado fuera de campo y a los elogiantes practicando su oficio.