El patrimonio geológico como recurso turístico en la Patagonia andina

La Patagonia Andina se caracteriza por la presencia de numerosos volcanes activos ubicados en el límite fronterizo con Chile que integran el "Cinturón de Fuego del Pacífico". Como consecuencia, el entorno natural presenta múltiples evidencias de la actividad volcánica y sísmica, procesos q...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores principales: Pierucci, Liliana, Murriello, Sandra
Formato: Objeto de conferencia
Lenguaje:Español
Publicado: 2019
Materias:
Acceso en línea:http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/110482
http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/trab_eventos/ev.13625/ev.13625.pdf
Aporte de:SEDICI (UNLP) de Universidad Nacional de La Plata Ver origen
Descripción
Sumario:La Patagonia Andina se caracteriza por la presencia de numerosos volcanes activos ubicados en el límite fronterizo con Chile que integran el "Cinturón de Fuego del Pacífico". Como consecuencia, el entorno natural presenta múltiples evidencias de la actividad volcánica y sísmica, procesos que conforman y configuran permanentemente nuestro paisaje. El reconocimiento de estas características geomorfológicas como parte del patrimonio natural ofrece alternativas como recurso turístico que hasta el presente no han sido aprovechadas. Analizaremos aquí la potencialidad del paisaje de la región Norpatagónica, en particular lo atinente a Bariloche, Villa La Angostura, San Martín de los Andes y áreas aledañas. En esta línea de desarrollo regional, el geoturismo se presenta como una oportunidad para el impulso económico e identitario que con el tiempo contribuiría a modificar la mirada dominante de excepcionalidad sobre eventos sísmicos y volcánicos. A escala local, permitiría hacer uso de las singularidades paisajísticas integrándolas en un plan de acción estratégico con la modalidad de parque volcánico o geoparque, que funcionaría como una herramienta para entender integralmente este paisaje. Creemos que el turismo como actividad socio-económica puede darle cohesión a las temáticas identitarias, dialogando con el crecimiento y el bienestar de las ciudades involucradas a mediano y a largo plazo. En este contexto, la planificación estratégica es uno de los primeros pasos para establecer las directrices de manejo de los georecursos, y para consolidar procesos de entendimiento por parte de la sociedad en relación al territorio, generando acciones que potencien sus características y tengan impacto real entre sus habitantes.