Diferencias en el control impulsivo en delitos de robo y robo asociado a homicidio

La presente investigación tiene como objetivo estudiar el rol de la impulsividad en sujetos penados por delitos de robo con arma de fuego y robo con arma de fuego asociado a homicidio. Se parte del supuesto que la conducta homicida es un agravante del delito de robo producto de dificultades en el co...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Lupiañez, Hugo Alberto
Otros Autores: Escalante Gómez, Eduardo .
Formato: Tesis doctoral publishedVersion Tesis de Doctorado
Lenguaje:Español
Publicado: Facultad de Psicología 2008
Materias:
Acceso en línea:http://bibliotecadigital.uda.edu.ar/283
Aporte de:Biblioteca Digital de la Universidad del Aconcagua (UDA) de Universidad del Aconcagua - Mendoza Ver origen
Descripción
Sumario:La presente investigación tiene como objetivo estudiar el rol de la impulsividad en sujetos penados por delitos de robo con arma de fuego y robo con arma de fuego asociado a homicidio. Se parte del supuesto que la conducta homicida es un agravante del delito de robo producto de dificultades en el control impulsivo. La muestra estuvo constituida por 35 sujetos masculinos penados por el delito de robo con uso de arma y 35 sujetos penados masculinos por el delito de robo con armas vinculado a homicidio a los que se les aplicó el Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota 2 (MMPI-2). A efectos de la evaluación de la variable impulsividad se utilizó, de los protocolos, solamente los puntajes obtenidos en las escalas y sub escalas específicas de agresividad e impulsividad. Casullo (1999). Los resultados sugieren que no existe diferencia en los dos grupos investigados respecto a la variable impulsividad. De las escalas y sub escalas comparadas con T de Student solamente resulta significativa la diferencia para conductas antisociales (t = 2,226, sig. 0,029), el resto no indica diferencias de medias significativas. De las muestras estudiadas el 88,6 % de la muestra total es soltero, y el 11,4 % es casado, no encontrándose diferencias en el tipo de delito. El mayor porcentaje de penados por el delito de robo con uso de armas está en los trabajadores de tiempo completo (57,7 %), mientras que en los individuos penados por robo con uso de armas asociado a homicidio está en la categoría desempleados (42,3 %). No existe correlación significativa entre edad y los indicadores de impulsividad en la muestra total. El tipo de delito no difiere según la reincidencia. La reincidencia es independiente de la escolaridad y del tipo de delito. De los individuos reincidentes el 12,1 % es soltero y el 3,0% es casado. El tipo de delito no difiere según el nivel educativo, sin embargo la mayoría de los sujetos de la muestra total tomada posee un nivel educativo primario (Per. 64,3). La edad no correlaciona con el mayor control impulsivo. La adicción a substancias tóxicas disminuye el control impulsivo La correlación entre las escalas y sub escalas que evalúan adicción a substancias, medida a través de las sub escalas de potencial de adicción y reconocimiento de adicción, y las que evalúan la variable impulsividad es positiva con una significancia del 0,01, por lo que se infiere que a mayor adicción a substancias tóxicas menor control impulsivo. El control impulsivo no está relacionado con el nivel educativo al incluir la escolaridad y calcular ANOVA, solamente detecta diferencias significativas respecto de la sub escala Ausencia de control del yo Cognitivo. La estabilidad laboral correlaciona positivamente con el control de los impulsos. Se concluye que el control impulsivo no está relacionado con el agravamiento de las conductas de robo por homicidio. La edad no está relacionada con el control de los impulsos. Sin embargo, este dato puede estar sesgado por la edad (X = 29,77) de la muestra que se utilizó. Sería importante establecer un análisis comparativo con adolescentes. Las situaciones que permiten establecer una mayor ligazón afectiva con los miembros de la sociedad convencional, como el empleo y la familia, funcionan como contenedores de las conductas delictivas, o como atenuantes del agravamiento de estas, no siendo suficiente el nivel educativo primario para el establecimiento de vínculos sociales afectivos contenedores o disuasorios del inicio de conductas delictivas. El uso de substancias tóxicas disminuye el control de los impulsos. En un análisis futuro sería importante determinar la influencia que posee el consumo en los indicadores de las Escalas Clínicas Básicas.