Salvataje de empresas

Durante las últimas décadas, uno de los principales objetivos perseguidos por el derecho concursal ha sido el rescate o salvataje de la empresa en crisis, dada la necesidad de proteger los numerosos y diversos intereses que giran en torno a ella. El viejo instituto de la quiebra queda así relegado p...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Gili, Martín Gustavo
Otros Autores: Galli Rey, Rolando
Formato: informe técnico report
Lenguaje:Español
Publicado: Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas 2011
Materias:
Acceso en línea:http://bibliotecadigital.uda.edu.ar/133
Aporte de:Biblioteca Digital de la Universidad del Aconcagua (UDA) de Universidad del Aconcagua - Mendoza Ver origen
Descripción
Sumario:Durante las últimas décadas, uno de los principales objetivos perseguidos por el derecho concursal ha sido el rescate o salvataje de la empresa en crisis, dada la necesidad de proteger los numerosos y diversos intereses que giran en torno a ella. El viejo instituto de la quiebra queda así relegado para aquellos casos en los cuales la única alternativa posible sea la liquidación. Dentro de los nuevos institutos que la Ley 24.522 ha introducido en el régimen concursal argentino, el llamado salvataje o rescate de la empresa del artículo 48, es el más innovador, el que ha recibido más comentarios, los propios redactores del proyecto lo consideran la reforma más importante. Se permite por primera vez en el proceso prevencional de la quiebra que terceros ajenos al deudor convocatorio intervengan en el mismo, efectuando propuestas concordatarias a esos fines que de ser exitosas, podrán culminar en transferencia forzosa de la titularidad de la sociedad concursada a manos de aquellos que ha dado lugar a principios como el de subordinación de los socios de una sociedad - aún con responsabilidad limitada – respecto de acreedores sociales. Acota el principio de conservación de la empresa, sin medir costos ni resultados, una actividad útil a la comunidad, reservándose ahora a preservar solamente aquellos emprendimientos que sean económicamente viables.