SABIDURÍA: DIÁLOGO Y EDUCACIÓN

Trabajo en la Universidad Autónoma de Querétaro, en México, en su maestría y doctorado en Educación. Como profesor e investigador de prácticas y teorías educativas, encuentro un hecho socio-educativo poderoso: se sobre valora centrar el proceso educativo en el aprendizaje de los estudiantes. La actu...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Luis Rodolfo Ibarra Rivas
Formato: Artículo científico
Publicado: Universidad de Costa Rica 2010
Materias:
Acceso en línea:http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=44717910018
http://biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/cgi-bin/library.cgi?a=d&c=cr/cr-006&d=44717910018oai
Aporte de:Red de Bibliotecas Virtuales de Ciencias Sociales (CLACSO) de Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales Ver origen
Descripción
Sumario:Trabajo en la Universidad Autónoma de Querétaro, en México, en su maestría y doctorado en Educación. Como profesor e investigador de prácticas y teorías educativas, encuentro un hecho socio-educativo poderoso: se sobre valora centrar el proceso educativo en el aprendizaje de los estudiantes. La actual representación docente legítima prescribe: el aprendizaje debe ser centro de educar. Tal exigencia usualmente es admitida sin mayor reparo; se justifica aduciendo que supera la llamada escuela tradicionalista, y se torna aun más irrebatible cuando al aprendizaje, se añade el adjetivo significativo . Este ensayo problematiza dicha prescripción; si bien no la descalifica, propone, para educar, actividades adicionales, a aprender. ¿Cómo lo consigue? Al criticar al sentido común docente, presenta lo que tiene de plausible para potenciarlo: moviliza frente a la ciencia que está haciéndose (aprendizaje significativo), logros de la ciencia que ya está hecha: conocer, pensar, praxis y reflexionar. En este ensayo se ofrece una explicación de esas acciones que humanizan al ser humano; la argumentación parte del análisis del pensamiento disyuntor-maniqueo que separa al estilo nuevo-tradicional, bueno-malo, y muestra que los binomios individuo-sociedad o libertad-autoridad no necesariamente expresan aporías. Alude a procesos de auto-liberación, auto-contención y a procesos democráticos. Se apoya en la concepción de educación compleja y presenta acciones educativas distintas de aprender. Concluye proponiendo una cierta educación movida por dialogar, con y para la sabiduría, sobre la base de acciones educativas de humanización, con trabajo humano y con fines humanistas.