El arzobispo desterrado

El nombramiento de Emilio Carlos Berlié Belaunzarán como obispo en Tijuana dejó entrever que entre la Iglesia católica y el Estado mexicano se inauguraba algo más que simples relaciones de apoyo y cordialidad. A partir de este hecho, el autor presenta un recorrido de la trayectoria eclesiástica de e...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Iván Franco Cáceres
Formato: Artículo científico
Publicado: Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco 2014
Materias:
Acceso en línea:http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=32530725012
http://biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/cgi-bin/library.cgi?a=d&c=mx/mx-022&d=32530725012oai
Aporte de:Red de Bibliotecas Virtuales de Ciencias Sociales (CLACSO) de Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales Ver origen
Descripción
Sumario:El nombramiento de Emilio Carlos Berlié Belaunzarán como obispo en Tijuana dejó entrever que entre la Iglesia católica y el Estado mexicano se inauguraba algo más que simples relaciones de apoyo y cordialidad. A partir de este hecho, el autor presenta un recorrido de la trayectoria eclesiástica de este personaje cuyo punto culminante es su arribo al Arzobispado de Yucatán en 1995, en el cual realizará diversas labores que lo llevarán a estrechar lazos con la clase política y empresarios de esa entidad, además de interactuar con los grupos católicos del estado.