Del neo-wilsonianismo al militarismo: los patrones movedizos de la política norteamericana

A partir del “triunfo” electoral de George W. Bush, la gerencia estadounidense del sistema internacional ha variado su conducta, de formas del gobierno global “blandas” a formas “duras”, esto es, ha cambiado la cooperación institucionalizada como modalidad estratégica para alcanzar sus propósitos al...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Philip S. Golub
Formato: Artículo científico
Publicado: Universidad Central de Venezuela 2003
Materias:
Acceso en línea:http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=17709102
http://biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/cgi-bin/library.cgi?a=d&c=ve/ve-004&d=17709102oai
Aporte de:Red de Bibliotecas Virtuales de Ciencias Sociales (CLACSO) de Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales Ver origen
Descripción
Sumario:A partir del “triunfo” electoral de George W. Bush, la gerencia estadounidense del sistema internacional ha variado su conducta, de formas del gobierno global “blandas” a formas “duras”, esto es, ha cambiado la cooperación institucionalizada como modalidad estratégica para alcanzar sus propósitos al uso unilateral de la fuerza, con lo cual pone en evidencia estrechos intereses nacionales. La transformación operada corresponde a una agenda de largo alcance de una porción significativa del establishment estadounidense de seguridad nacional, así como de la derecha neoconservadora. Estos sectores han optado por privilegiar el poderío militar como medio para alcanzar la primacia norteamericana en este período de pos-Guerra Fría.