Los desafíos del siglo XXI. Los nuevos escenarios: Complejidad, incertidumbre, ambigüedad y volatilidad

En el presente trabajo, me propongo analizar, “Los desafíos del siglo XXI. Los nuevos escenarios: complejidad, incertidumbre, ambigüedad y volatilidad”, y establecer su relación con “los modelos de comportamiento” organizaciones por tres motivos: 1- porque lo considero de fundamental importancia en...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Amigo, Adriana Célide
Otros Autores: Instituto de Investigaciones y Asistencia Tecnológica en Administración, Escuela de Administración, Facultad de Ciencias Económicas y Estadística, Universidad Nacional de Rosario
Formato: Articule Artículo
Lenguaje:Español
Publicado: 2021
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/2133/20006
http://hdl.handle.net/2133/20006
Aporte de:Repositorio Hipermedial de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) de Universidad Nacional de Rosario Ver origen
Descripción
Sumario:En el presente trabajo, me propongo analizar, “Los desafíos del siglo XXI. Los nuevos escenarios: complejidad, incertidumbre, ambigüedad y volatilidad”, y establecer su relación con “los modelos de comportamiento” organizaciones por tres motivos: 1- porque lo considero de fundamental importancia en el momento de analizar la trascendencia de la empresa. 2- porque además dicho análisis lo vengo investigando desde la elaboración de mi libro “Negocios con valor”, ya editado en 2009; 2012 y 2017. 3- Porque el mismo es la base de mi tesis doctoral. Pfeffer, nos habla en “Nuevos rumbos en la teoría de la organización” (Pfeffer,1997: 21) que están cambiando los escenarios sobre los que la teoría organizacional tradicional se ha analizado y descripto: la creciente exteriorización de la relación laboral y el establecimiento de un “nuevo contrato laboral”; un cambio en el tamaño de las organizaciones (mayor proporción de empresas grandes sobre pequeñas); la influencia cada vez mayor de los mercados externos de capital en las decisiones gubernamentales y empresariales; la desigual distribución del salario en sociedades desarrolladas de EEUU, con respecto a otros años y a otras organizaciones de otros países industrializados. Estos cambios invitan a reflexionar sobre la función de la gerencia en la gestión del crecimiento progresivo, frente a un mercado cada vez más racional, quizás no tanto desde su libertad de elección sino desde la imposibilidad de cumplir con todas las expectativas generadas por los actores sociales. Pero quizás también sean el puntapié inicial para un nuevo desafío, el de una empresa que sostenga su competitividad en la posibilidad de gestar una oferta única de valor, independientemente de su provisión de recursos o tamaño, sino quizás mucho más en función de su capacidad de formular y reformular sus objetivos.