Mi trayectoria hacia la traducción técnico-científica

En la Argentina, el sistema educativo —tanto público como privado— ofrece diversas opciones de capacitación formal para ser traductor de varios idiomas. El inglés, el francés, el alemán, el portugués y el italiano suelen ser los más frecuentes. Hay carreras universitarias y terciarias (esta última s...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Martinez, Guillermo
Formato: other Producción en Extensión publishedVersion
Lenguaje:Español
Publicado: Intercambios online, una publicación de la División de Español de la Asociación Estadounidense de Traductores (ATA) 2019
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/2133/13890
http://hdl.handle.net/2133/13890
Aporte de:Repositorio Hipermedial de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) de Universidad Nacional de Rosario Ver origen
Descripción
Sumario:En la Argentina, el sistema educativo —tanto público como privado— ofrece diversas opciones de capacitación formal para ser traductor de varios idiomas. El inglés, el francés, el alemán, el portugués y el italiano suelen ser los más frecuentes. Hay carreras universitarias y terciarias (esta última se refiere a la educación postsecundaria, no universitaria). Las carreras universitarias suelen requerir cuatro años de cursado, en tanto que las terciarias por lo general conllevan tres años. En ambos casos, el nivel de desempeño académico[1] exigido para la admisión es elevado en comparación con lo requerido para otras carreras de estudios superiores. En términos comunes, las carreras de traductorado se dividen en dos ramas: el traductorado público (con orientación jurídica) y el traductorado técnico-científico y literario (de enfoque generalista).