Mariano Moreno y las ideas político-constitucionales de su época

Cuando se inicia el estudio de la vida y el pensamiento de Mariano Moreno, invade al investigador el desconcierto: se tiene la sensación, al recorrer la abundante bibliografía que de él se ha ocupado, de encontrarse con diversos personajes jugando los más dispares papeles. Hay una multitud de Moreno...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor principal: Egües, Carlos
Formato: book publishedVersion
Lenguaje:Español
Publicado: Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba 2019
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11086/11674
Aporte de:Repositorio Digital Universitario (UNC) de Universidad Nacional de Córdoba Ver origen
Descripción
Sumario:Cuando se inicia el estudio de la vida y el pensamiento de Mariano Moreno, invade al investigador el desconcierto: se tiene la sensación, al recorrer la abundante bibliografía que de él se ha ocupado, de encontrarse con diversos personajes jugando los más dispares papeles. Hay una multitud de Morenos, ninguno igual al otro; una multitud de personalidades e idearios ocultos tras el mismo rostro. En unas páginas se exalta su abnegación y patriotismo, en otras aparece poco menos que despreciable. Extremista, sanguinario, inestable, advenedizo o, por el contrario, fundador de la Patria, timonel seguro en la tormenta de los primeros momentos del gobierno propio: el mismo hombre recibe, por su cortísima actuación pública, esos y otros tantos y dispares calificativos. El conocimiento de su vida y de la reflexión que ha merecido por parte de los historiadores, revela una constante: su existencia y el juicio sobre ella, no pueden escapar a la tensión de los extremos. Vivió entre la exaltación y la diatriba y transmitió a la posteridad su dilema vital. ¿Cuál es el verdadero Moreno? ¿El Robespierre que descalificaba Saavedra en carta a Chiclana o el Danton que exaltaban Sarmiento y Estrada? Esta disparidad valorativa, reiterada en la historiografía respecto de casi todos nuestros hombres públicos, alcanza en el prócer de Mayo niveles notables. Quizás sea eso, precisamente, lo que incita a un nuevo estudio de su obra en la búsqueda -más aún, el desafío- de alcanzar en el terreno ideológico un grado de claridad que, a nuestro juicio, no se ha logrado.